lunes, 23 de abril de 2018

22 abril 2018 (21.04.18) TV3 (link entrevista FAQS)

22 abril 2018 (21.04.18) 




Programa “Preguntes frequents” (FAQS)

http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/preguntes-frequents/javier-martinez-tots-som-responsables-de-latemptat-del-17-a/video/5761554/

A "Preguntes freqüents" hem tingut el testimoni de Javier Martínez, el pare del Xavi, el nen assassinat durant els atemptats del 17 d'agost a Barcelona. A la conversa també hi hem convidat David Torrents, mosso en excedència que va participar en el dispositiu del 17-A; Robert Manrique, víctima de l'atemptat d'Hipercor, i Pilar Manjón, expresidenta de l'Associació 11-M Afectados del Terrorismo.

Opinió:

Poder compartir una entrevista amb víctimes de terrorisme que son ejemples de dignitat ha estat una constant des de que vaig fer la primera un llunyà mes de octubre de 1987 mentres estaba intentant la recuperació de l’atemptat sofert a Hipercor.
Fen càlculs aproximats son mes de 2.000 les entrevistes ofertes en uns 180 medis de comunicació diferents (es el que te anotar totes o gairebè totes les gestions en les agendes corresponents). De aquestes son mes de 200 les realitzades amb moltes i diferents televisions.
I nomès puc dir que un de aquests moments que tindrè sempre en el meu record ha estat aquesta nit amb en Javier Martinez.

Es imprescindible explicar la REALITAT de la situació de la majoría de víctimes del terrorisme absolutament anónimes i que no participem en el joc politic i partidista al que altres víctimes i “suposats representants” volen portar al col·lectiu constantment.

Només afegir un detall al programa: agraïr a tothom les molt nombrosses mostres de recolzament i de sol·lidaritat que estem rebent. Aquí va un petit muestrari…


Hola amigos, ayer estuvisteis geniales, gracias por ser como sois , estoy orgullosa de estar en este grupo con personas tan sensibles y buenas cómo vosotros. Gracias Javier, Robert, Pilar, un abrazo

A despertar conciencias. Un beso enorme y un orgullo. Javier. Robert, Un petonas company

Es molt trist veure la soledat de les víctimes i encara així la dignitat que desprenen ...

Gràcies Javier, Robert, Pilar i a tots per seu la veu de molts SOU MOLT GRANS.Un petó i una abraçada

Estoy viendo FAQS; desde luego enamorada del padre del Xavi, admirable, cuanta dignidad

Va ser un programa molt constructiu i dur; però vau descobrir una realitat que molta gent desconeix, i només per això ja mereixia molt la pena veure'l

Impresionant. Repeteixo Javier. M'has donat una lliço de dignitat. I crec q no m'equivoco si et dic que tots en aquest grup t'ajudarem tant com poguem a tirar endavant i en aconsseguir el teu proposit

Javier. La teva valentía i la teva dignitat són un exemple a seguir. M'has emocionat molt. Endavant. Tens tot el  nostre suport, segurisim

Javier que decirte que no te hayan dicho...gracias por ser una buena persona, un buen padre... por la fuerza y templanza que transmites. Un beso muy fuerte

A tu Robert, gràcies per fer que estiguem junts, que ens coneixem tots i per estar al nostre costat

Molt molt molt molt bon programa: pel Javi, que ha tingut una fortalesa encomiable; i per tu, posant llum a un tema que  la majoria de la gent desconeix (jo em preuo de conéixer-les gràcies a tu)

Si!!!, mucho que aprender, me está dando una lección; no sé si podria responder como él

Desesperant saber que els poders del País, sols fan “postureo” davant d’aquestes situacions


22 abril 2018 (2) Deia

22 abril 2018 



Iñaki Subijana. Juez y Presidente de la Audiencia de Gipuzkoa

“Si me llega un caso de un atentado de ETA sin esclarecer, tengo que aplicar el Código Penal, se haya disuelto o no”
Subijana afronta con prudente alivio la disolución de ETA anunciada para mayo. Ve demasiada escenificación en los pasos para su adiós pero, con todo, considera que se abre un escenario mejor incluso para los presos de la banda

¿Cómo afronta la desaparición de ETA anunciada para la primera semana de mayo?
-Una vez constatada la desaparición definitiva de ETA, significará que desaparece del mundo simbólico y será algo positivo, desaparecerá su papel de gendarme, de control, de verificador.
Se dice que puede utilizar la fórmula de la “desmovilización”. ¿Qué le dice este término?
-No me gusta. El lenguaje es muy importante, define el sentido que damos a las cosas. Disolución significa una declaración de voluntad de desaparición. Desmovilización evoca un lenguaje militarista y un cierto letargo. No desaparezco, me desmovilizo, sigo estando pero sin vocación de actividad. Creo que lo que la sociedad vasca exige y la justicia precisa es un mensaje nítido y claro de desaparición definitiva.
Parece que están preparando una escenificación para ese día, como en su día en Aiete y con el desarme en Baiona. ¿Son necesarios este tipo de actos?
-A mi juicio, no. Esas escenificaciones responden a otros postulados y objetivos. La única escenificación válida es la calidad del mensaje de ETA. El contexto puede incluso debilitar ese mensaje.
¿Ayudará el final de ETA a la mejora de la situación de sus presos?
-Debería ayudar a un replanteamiento de la política penitenciaria ya que supone la desaparición de un elemento que ha estado presente hasta ahora. Si ese factor había justificado políticas de alejamiento de presos que eran las únicas que garantizaban el ejercicio de la decisión individual del preso de poder elegir el itinerario penitenciario, ahora la desaparición de esa organización que disciplinaba y justificaba el que se impusieran decisiones colectivas -junto con el hecho de que pueda haber peticiones individuales de los internos de ETA de cara a buscar una actuación penitenciaria para cada caso concreto- debería llevar a un replanteamiento de la política penitenciaria.
¿Y el Gobierno español también debería dar pasos?
-Debería analizar y reflexionar sobre la necesidad de poder modificar algunos de los planteamientos que hasta ahora han estado vigentes. Me fijaría en lo que ha dicho el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en esta materia. Este tribunal ha justificado políticas de alejamiento cuando eran imprescindibles para evitar que los presos estuvieran en manos de ETA y en consecuencia no tuvieran capacidad de decisión individual. Pero una vez que desaparece este elemento está uno obligado a preguntarse si sigue siendo igualmente necesario llevar a cabo esas políticas de alejamiento para garantizar el objetivo de que la voluntad individual de cada preso fuera determinante a la hora de plantearse su clasificación y su destino. La respuesta es que algo importante ha cambiado y en consecuencia los poderes públicos tendrán que acomodar su política penitenciaria a esta nueva situación.
¿Están dando ya los presos los pasos anunciados aceptando ahora las vías legales e individualizadas?
-Están dando pasos pero no suficientes. En esto es determinante el compromiso del preso respecto al reconocimiento del daño injusto causado y la voluntad para restaurar ese daño. Esto conecta con el principio de reinserción del preso, que es el objetivo más importante de la ejecución penitenciaria. Todavía no se han dado pasos suficientes en este sentido, ya que ni el relato ni la literatura de los presos va por ahí.
¿La ley es la misma para los presos de ETA que para el resto de reclusos? ¿Tienen un trato discriminatorio o excepcional en la clasificación de grados o en la concesión de permisos de salida?
-De entrada yo no acepto esa distinción entre presos políticos y comunes, ya que supone reconocer que existen presos políticos. Todos son presos comunes. La excepcionalidad supone la privación de todas o algunas de las garantías fundamentales que la normativa constitucional e internacional reconoce a todos los presos con independencia del delito que hayan cometido. Y en este caso no se ha producido ninguna privación sistemática de garantías.
¿Le parece la ‘vía Nanclares’ un buen modelo para la resocialización de los presos?
-La vía Nanclares, en tanto que combinaba las necesidades de las víctimas con elementos de responsabilización de los victimarios, me parecía una fórmula adecuada y loable. Hubo un proceso de comunicación entre los presos y sus víctimas a partir de la petición de éstas. Esas víctimas necesitaban esa comunicación con sus victimarios. Pero además los victimarios que estaban dispuestos a hablar con ellas lo estaban también a responsabilizarse del daño que causaron y, por tanto, a hacer un relato crítico de lo que hicieron y trasladárselo a las víctimas.
Una vez disuelta ETA, ¿qué hará usted si le llega uno de los 300 atentados pendientes de esclarecer?
-El juez tiene que proceder como lo ha hecho hasta ahora, intentando celebrar un juicio con todas las garantías. A partir de ahí, si llego a la convicción de que las personas acusadas han cometido el delito que se les atribuye tengo que aplicar el Código Penal se haya disuelto o no ETA. Aplicaré el Código Penal vigente en el momento que se cometió el delito, salvo que las leyes posteriores sean más favorables al acusado siguiendo el principio de la retroactividad.
Los recibimientos a presos de ETA que acaban su condena, ¿le parecen enaltecimiento y una humillación a las víctimas o entran dentro de la libertad de expresión?
-Es evidente que revictimizan a los que han sufrido en sus carnes la violencia de ETA y a las víctimas concretas de esas personas a las que se les hace el recibimiento. Es indiscutible que vuelven a generar a las víctimas un dolor adicional y por tanto el mensaje que se les traslada no es de reconocimiento del daño causado, sino de ratificación de lo realizado. A partir de ahí, si eso conlleva una connotación penal por enaltecimiento del terrorismo o humillación a las víctimas, habría que analizar cada caso y hacer la lectura de si esa conducta no solo ha revictimizado sino también humillado o vejado a las víctimas.
¿La clave estaría entonces en si el ‘ongi etorri’tiene lugar en plena calle o en un ámbito privado?
-Ese es uno de los criterios que guía al juez porque la potencialidad del mensaje es mucho más intensa en un contexto público y de difusión masiva que en un ámbito privado.
El Tribunal Europeo de Derechos Humanos le dio la razón en el caso de las torturas a Igor Portu y Mattin Sarasola. ¿Se quitó un peso de encima después de que el Tribunal Supremo revocase su decisión inicial?
-La sentencia de Estrasburgo la viví como una reivindicación, como una puesta en valor del esfuerzo argumental que realizó la Audiencia de Gipuzkoa de la que yo era uno de sus miembros. Vino a demostrar que la sentencia que emitimos no era descabellada ni carente de motivación, sino bien y suficientemente fundada y razonada. Realizamos una valoración individualizada de todas las acusaciones contra los guardias civiles procesados, ya que en algunos casos vimos que no había casos probatorios contra ellos.
¿La sentencia ha sido un revés serio para el Gobierno español?
-No lo calificaría como un revés sino que, por fortuna, en la UE vivimos una realidad supranacional en la que ya la última instancia judicial no es estatal sino europea. Esto permite ahora la posibilidad de que los tribunales europeos consideren que los argumentos utilizados por la máxima autoridad judicial en el Estado español no son válidos. Es parte del funcionamiento de un sistema supraestatal de justicia. En todo caso, que a un Estado le condenen por un trato inhumano o contra la dignidad de las personas evidentemente es un revés constitucional porque la dignidad de las personas es el fundamento del sistema institucional y de la paz social y eso no fue respetado por parte de agentes públicos.
Cortar autopistas durante actos de protesta o perpetrar sabotajes, ¿es violencia? ¿Es terrorismo?
-Descrito así no, descritas así estaríamos hablando de conductas que pueden afectar al orden público como, por ejemplo, los desórdenes públicos. Ahí falta el elemento adicional cual es cuando esos hechos favorecen a desestabilizar el sistema institucional en línea con los objetivos de una organización terrorista.
¿Y agredir a guardias civiles de paisano y fuera de servicio?
-Si tiene el elemento añadido que acabo de referir puede potencialmente ser un delito de terrorismo. Lo importante no solo es la conducta sino si con esa conducta se trata de favorecer o posibilitar la obtención de objetivos de una organización terrorista.
¿Hay base jurídica para imputar a los jóvenes de Altsasu?
-No puedo pronunciarme sobre el caso concreto, solo puedo decir que corresponde al tribunal decidir si esa acusación justifica una condena de terrorismo y además la decisión que adopte será susceptible de ser, en su caso, recurrida en casación. Ahora estamos en el momento en el que el tribunal tiene que decidir si existe base para condenarlos por terrorismo.
¿Es terrorista alguien por su relación con una banda como ETA inactiva y sin armas?
-A partir del día después de esa anunciada disolución de ETA, las conductas que se produzcan difícilmente van a poder ser conectadas con una potencial actuación terrorista porque se habrá producido su desaparición definitiva y sin potencialidad de resurgimiento.






22 abril 2018 Sur (opinión)

22 abril 2018 


Los presos usarán el 'perdón' de ETA para optar a permisos
Reconocerán el daño causado en un intento de que se les conceda el segundo grado penitenciario

La declaración de ETA del pasado viernes en la que la organización terrorista reconoce el "daño causado" y pide "perdón" a una parte de sus víctimas -aquellas a las que considera que no tuvieron "responsabilidad" alguna en el "conflicto"- servirá de modelo para los presos de la banda. La izquierda abertzale está convencida de que los reclusos comenzarán a adaptar las expresiones utilizadas en ese texto en las solicitudes para que Instituciones Penitenciarias les permitan pasar del primer al segundo grado penitenciario. De esta forma se les abriría la puerta para optar a permisos para abandonar la prisión con cierta regularidad.
Según informes del Ministerio del Interior hechos públicos en el Senado, de los 245 internos de la banda en 44 cárceles españolas, 209 se encuentran en primer grado, el régimen penitenciario más estricto. La mitad de esos reclusos según la izquierda abertzale -Instituciones Penitenciarias reduce la cifra a medio centenar- habría comenzado a solicitar cambios de grado. Unas peticiones que han sido rechazadas en primera instancia y que caminan ya por la vía judicial. Es a partir de ahora cuando los presos, según las fuentes consultadas, van a incluir en sus alegatos expresiones como las empleadas por ETA. La organización hablaba en su comunicado de haber provocado un sufrimiento "desmedido" que "jamás" debió producirse, y causado "mucho dolor, incluidos muchos daños que no tienen solución". "Queremos mostrar respeto a los muertos, los heridos y las víctimas que han causado las acciones de ETA, en la medida que han resultado damnificados por el conflicto. Lo sentimos de veras", explica la banda en su nota de este viernes.

Sin delación

Cada preso deberá adaptar ahora esas palabras a sus propias necesidades y expediente carcelario. Porque las reclamaciones deben ser individuales, sin que todo el colectivo de reclusos pueda seguir un mismo patrón. La izquierda abertzale mantiene, en todo caso, una línea roja que no se puede traspasar: la de la delación de compañeros. Es decir, se cierra la puerta a que, para mejorar su situación en la cárcel, cada recluso pueda esclarecer crímenes sin resolver, una de las principales reclamaciones de las víctimas. Hay más de 300 atentados de los que se desconoce su autoría. Precisamente la imposibilidad de delatar a otro etarra figura implícita en la explicación que la banda añadía a su último comunicado.
En el entorno de Sortu también se está convencido de que la disolución de ETA servirá como argumento para reclamar ante los jueces el cambio de grado de los presos. El propio Gobierno ha reconocido en los últimos años que una vez que la banda desaparezca, se elimina el riesgo de reincidir que pesaba sobre los internos que nunca han roto con la organización terrorista y que defendían su pertenencia a un colectivo.

Opinión:

Pues si ese es el planteamiento habrá que esperar a las decisiones judiciales. Y después la de algunos representantes políticos y de “víctimas” que siempre terminan sus discursitos con aquello de “respetamos las decisiones judiciales”...








21 abril 2018 (10) eldiario.es (opinión)

21 abril 2018 



Las sentencias por enaltecimiento del terrorismo se multiplican por cuatro desde que ETA dejó de matar
Desde el cese de la violencia, en 2011, hasta 2018 se produjeron 121 sentencias por apología de ETA, cuatro veces más que en los siete años anteriores
83 de los fallos dictados por la Audiencia Nacional y el Supremo desde que ETA no mata son condenatorias, el 79% de los casos que llegan a juicio
En solo un trienio las condenas pasaron de 20 a 40 desde que en 2015 el PP cambió el Código Penal para endurecer el castigo a la apología en Internet

Las condenas por enaltecimiento del terrorismo se multiplicaron en España desde que ETA abandonó las armas hace siete años. El cese definitivo de la violencia que la banda anunció el 20 de octubre de 2011 no solo no frenó las sentencias por este tipo de delito, que se castiga con penas de entre uno y tres años de cárcel, sino que estas empezaron a crecer exponencialmente sobre todo a partir de 2015 cuando la mayoría parlamentaria del PP introdujo una modificación en el Código Penal para endurecer el castigo a la apología que  se realiza a través de Internet o las redes sociales.
Los tribunales dictan hoy muchas más condenas que cuando ETA cometió sus últimos crímenes: si entre 2004 y 2011 cuando la banda aún cometía atentados hubo 33 sentencias por este delito, en los siete años siguientes hubo 121, casi cuatro veces más, de las que 83 fueron condenatorias. La fuente es el buscador de jurisprudencia del Consejo General del Poder Judicial, el llamado Cendoj.
En la Audiencia Nacional y en el Supremo, los tribunales competentes para juzgar delitos relacionados con el terrorismo, se han repetido en el último lustro condenas por tuits, pintadas, letras de canciones...
Todo eso ha encontrado encaje en el artículo 578 del Código Penal que castiga con entre uno y tres años de cárcel "a  quienes hayan participado en la ejecución, o la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares". En 2015 la mayoría del PP en el Congreso reformó el Código Penal para endurecer el castigo (y situarlo en la horquilla superior) a quienes se valgan de Internet o las redes sociales para cometer el delito. Ahí se dispararon los pleitos por lo que 
Incluso se llegó a encarcelar durante cinco días a dos titiriteros que representaban una obra infantil en la que un muñeco caracterizado como policía colocaba un cartel que decía Gora Alqa-Eta para incriminar a un manifestante. Finalmente, resultaron absueltos. 
A César Strawberry el cantante de Def con Dos le cayó un año de cárcel por una serie de tuits que publicó entre 2013 y 2014 en los que citaba al funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara secuestrado por ETA y a los Grapo. Strawberry había salido absuelto de la Audiencia Nacional pero tras un recurso de la Fiscalía el Supremo dictó la condena y concluyó que sus pronunciamientos en las redes sociales  "alimentan el discurso del odio, legitiman el terrorismo como fórmula de solución de los conflictos sociales y, lo que es más importante, obligan a la víctima al recuerdo de la lacerante vivencia de la amenaza, el secuestro o el asesinato de un familiar cercano". 
El caso de la tuitera Casandra Vera hizo el recorrido inverso: el Supremo dejó sin efecto la condena que había dictado la Audiencia Nacional a un año de cárcel por una serie de chistes sobre Carrero Blanco. En este caso el alto tribunal subrayó que su actitud al hacer esas bromas “es reprochable social e incluso moralmente en cuanto mofa de una grave tragedia humana pero no resulta proporcionada una sanción penal”.
Al rapero Pablo Hassel el Supremo le ratificó los dos años de cárcel que había dictado la Audiencia Nacional por "enaltecer" en temas que subió a Youtube el terrorismo de Terra Lliure, los Grapo, ETA o Al Qaeda. Hassel no entró en la cárcel dado que no tenía antecedentes y la pena no superó los 24 meses. Ahora se enfrenta a una nueva acusación pos mensajes del mismo tenor que ha colgado en Twitter. 
Los versos del cantante Valtonic también han merecido el reproche penal de Audiencia Nacional y Tribunal Supremo. El fallo de este último, contra el que no cabe recurso, le condena a tres años y medio de cárcel por enaltecimiento del terrorismo e injurias graves a la Corona. El rapero está pendiente de entrar en la cárcel. 
El mismo camino pueden seguir los 12 miembros del grupo La Insurgencia por sus temas si el Supremo ratifica la condena a dos años y un día de prisión, que en su caso sí les obligaría a entrar en la cárcel pese a no tener antecedentes. 
Ante ese crecimiento exponencial de las sentencias, Unidos Podemos registró el pasado marzo una proposición de ley para retirar el delito de enaltecimiento del Código Penal. Según explicó entonces Alberto Garzón, "se trataba de homologar" la legislación española a la normativa internacional y la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Podemos planteó su supresión y el de otros tipos penales como las injurias a la Corona en la misma semana en que Estrasburgo condenó a España por imponer pena de cárcel a dos personas que quemaron fotos de los reyes. Partido Popular y PSOE se opusieron y descalificaron la propuesta.
La proliferación de condenas alarma incluso a los propios miembros de la judicatura. La asociación Jueces para la Democracia y la Unión Progresista de Fiscales alzaron la voz contra sentencias que suscitaron escándalo en una parte de la población. Y ha habido víctimas, como la periodista Irene Villa, que no se consideran humilladas por algunos de los chistes que el entonces concejal de cultura de Madrid, Guillermo Zapata, hizo correr por las redes sociales, según él a lo largo de un debate que exploraba los límites del humor. Zapata fue absuelto en los tribunales pero perdió la certera por aquel escándalo.
Eduardo Madina exdiputado y hoy militante de base del PSOE tras abandonar la primera línea política asegura que la sociedad española vive en un continuo retroceso democrático desde 2011, con la llegada del Partido Popular al poder. Atiende a eldiario.es por teléfono: "Hoy no hay una organización terrorista inoculada en España o el País Vasco. Ha venido otro tipo de terrorismo de corte yihadista. Y el riesgo está en quienes se querellan y quienes tratan de señalar terrorismo en todas partes están quitando a gravedad a la banda que asesinó, extorsionó, secuestró durante décadas. Hay, sentencias,  documentación, estudios académicos de sobra para evaluar qué es terrorismo y lo siento mucho, lo de Alsasua no es terrorismo, no hay una planificación detrás, no reúne las características del terrorismo. Todo proviene de la reforma del Código Penal y la implantación de ley de seguridad ciudadana. Está significando un retroceso en las libertades públicas.
No puede ser que esos agresores de Alsasua tengan 60 o 65 años de petición de cárcel de la fiscalía cuando en atentados incluido el mío se piden 20 o 15. Creo que hay un cierto desorden conceptual general, del que no solo peca la derecha y una aplicación de censura constante de opinión que siempre es asimétrica, conozco a gente que cree que la figura de las reyes debe ser intocable pero se puede permitir que tal y o cual obispo pueda estar insultando constantemente a las personas homosexuales. Pero creo que la situación es reversible,  hay que derogar la ley de seguridad ciudadana y marcar los contornos de los tipos penales y definir qué es terrorismo. Y sucede lo mismo con el debate de la prisión permanente revisable, que de repente pretende revertir dos o tres siglos de derecho penal en Europa y los últimos 40 años en España y acabar con la función reinsertadora". 

Opinión:

Solo ofrecer el link para quien desee consultar los diferentes gráficos que complementan excelentemente toda la información.





21 abril 2018 (9) El Mundo del Siglo XXI (opinión)

21 abril 2018 



Colau rechaza instalar placas en recuerdo por víctimas del terrorismo para no "incomodar" a sus familias

El Ayuntamiento de Barcelona considera que instalar placas de recuerdo de las víctimas del terrorismo en los lugares en los que se produjo el atentado "puede incomodar a los afectados, tal y como en ocasiones sus familiares lo han expresado". De esta forma ha respondido el comisionado municipal para Programas de Memoria, Ricard Vinyes, al ruego formulado por el presidente del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, para que el Consistorio que lidera la alcaldesa Ada Colau instalase placas de recuerdo "a las personas asesinadas por el terrorismo".
En su respuesta el comisionado cree que "la publicidad en la calle, con nombres y apellidos, de las víctimas del terrorismo" puede generar malestar en sus familiares y recuerda que el monumento del escultor Sol Lewit instalado en el Parc de Can Dragó de la ciudad es el "referente" de Barcelona a las víctimas. También detalla que "el uso que los colectivos de víctimas" hacen de esta escultura "para expresar su duelo y memoria demuestra que cumple bien esta función".
Por su parte Fernández Díaz insta a "dignificar el recuerdo de las víctimas del terrorismo" en la ciudad con la instalación de estas placas en los puntos de Barcelona donde personas han sido asesinadas desde 1971 por organizaciones terroristas. El líder municipal del PP cree que esta instalación es compatible con la escultura a las víctimas de Can Dragó.
Además, detalló que ciudades como Madrid o Pamplona, gobernada por Bildu, han empezado a recordar con placas a las personas que fueron asesinadas por ETA y reiteró a la alcaldesa que "cuando hablamos de terrorismo no hay militancias de partidos, todos estamos unidos en la lucha contra todo tipo de terrorismo y el recuerdo de las víctimas".
"En Barcelona fueron asesinadas 82 personas por el terrorismo de ETA y otros grupos terroristas sin hacer distinciones entre uniformes, siglas de partido o personas anónimas, intentando alterar de esta forma nuestra convivencia", aseguró Fernández Díaz.

Opinión:

Curioso que se exijan ciertos homenajes de recuerdo para la ciudad de Barcelona mientras no se asiste a la presentación de otros, como por ejemplo el inaugurado el sábado 17 de junio de 2017 junto al Centro Comercial Hipercor al cumplirse los 30 años del atentado cometido por la banda terrorista ETA ni en el acto de homenaje y recuerdo celebrado en el monumento o el presentado el lunes 18 de septiembre de 2017 con motivo de los 40 años del atentado de la extrema derecha contra la revista El Papus.
Qué manía tengo de apuntar todas las gestiones en mis agendas y que cómodo es leerlas cuando lo necesito... o consultar este mismo blog o hasta google...
Hay tantas cosas de las que hablar que prefiero callar... al menos de momento.
Y también me atrevo a recomendar que antes de escuchar ciertas propuestas de algun que otro personaje, los políticos contrastaran la información y preguntaran a los que conocen los datos reales.




21 abril 2018 (8) ARA (opinió)

21 abril 2018 



Adeu a ETA
Vicenç Villatoro

Visc la dissolució d’ETA com una victòria. Durant molts anys vaig participar en unes tertùlies polítiques a Radio euskadi. Les enyoro. Em vaig fer un tip de batallar-me amb gent de l’esquerra abertzale que defensaven la violencia etarra. Jo hi defensava,per repugnancia moral a la violencia,la via pacífica i democràtica cap a la independencia, la justicia i la llibertat. Normalment hi havia una tambè a la tertùlia algun unionista que deia que en una democràcia com l’espanyola totes les idees es podien defensar si es feia pacíficament. Han passat els anys. S’ha vist que l’unionista mentia: tan terroristes li semblen ara les urnes com llavors les armes. I el defensor de la violencia ha hagut  de recular, en part perquè ETA ha estat derrotada militarment (es el risc, quan jugues la mlliga militar) i en part perquè ha vist que amb la via democràtica, es podia arribar molt més lluny. Aquest antic tertulià no ha renunciat al seu independentisme, sinó a la violencia. Per tant, no ha fet seva la posició de l’unionista sinó –perdonin la immodèstia- la meva. Per aixó ho visc com una victòria. Uns anys després, de tots tres, soc l’ùnic que pot continuar defensant exactament el que defensava llavors, amb la mateixa convicció. O més.

Opinió:

Excel·lent article de l’amic Vicenç Villatoro, que mostre la absurda ambiguitat i el cinismo de alguns que durant anys han parlat de víctimes i de terrorisme depenent del momento polìtic i del profit personal que podien obtenir.
Coincideix-ho totalment amb el seu punt de vista. Tambè me he trobat ultimament amb gentussa que fa un temps eren de un partit (fins i tot mostraven ostentosa i maleducadament el seu carnet a dirigents polítics) i que ara fen la feina bruta per altres sigles amb l’afegit de inventar-se comsequencies de un atemptat del que molts sospitem que realment fos víctima.

I es evident que les mentides, tard o d’hora, acaben surant a la superficie. 

21 abril 2018 (7) La Razón (opinión)

21 abril 2018 



Colau no permite poner placas en memoria de las víctimas del terrorismo
La alcaldesa de Barcelona dice que "puede incomodar a los afectados"

El presidente del grupo del PPC en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha propuesto instalar placas en recuerdo de las víctimas del terrorismo en la ciudad de Barcelona.
No obstante, el consistorio ha desestimado la propuesta porque considera que instalar placas con los nombres y apellidos de las víctimas "puede incomodar a los afectados", según ha explicado hoy Fernández.
El dirigente popular ha lamentado que el gobierno de Ada Colau no haya aceptado esta iniciativa que "pide "dignificar el recuerdo de las víctimas del terrorismo" y ha pedido al ayuntamiento que reconsidere su decisión, ya que ambos recuerdos "no son incompatibles".

Opinión:

Solo una breve aclaración. En marzo del pasado año ya se organizó un espectáculo bochornoso del cual existen pruebas documentales sobre cómo se originó y sobre qué “periodistas” entraron al trapo sin contrastar las informaciones que les hicieron llegar, acabando con un tuit que ni Fiscalía ni asociaciones de víctimas ni grupos municipales han decidido investigar. Hasta parecía que el asunto ya se había olvidado pero ahora vuelve a resurgir.
No se si la cuestión es por razones de  cálculo electoral o por razones de verdadero interés en “las” víctimas del terrorismo.
Lo que sí se con total conocimiento de causa es que en la exposición presentada en el recinto de Fabra i Coats y que ha durado tres meses, de los dos nombres que se citan en la noticia, uno estuvo presente y otro no consta que haya pisado la exposición.
Que cada cual intente averiguar quien es quien (o que revise la información en este blog o en cualquier sistema de Internet.
Es lo bueno que tienen las hemerotecas.

Ah, y para dar una pista, ahí va el tuit del que hablaba…