martes, 28 de mayo de 2013

28 mayo 2013 (26.05.13) (2) elplural.com (opinion)

28 mayo 2013 (26.05.13)



 Gómez Bermúdez: “El Tribunal llegó a la convicción absoluta de que ETA no tenía nada que ver con el 11-M”
Golpe del magistrado a la 'conspiranoia': recuerda en 'Salvados' que 16 magistrados llegaron a la misma conclusión, avalada por la CIA, el Mossad y los Servicios de Inteligencia franceses y marroquíes




¿Volvería a dictar la misma sentencia sobre el 11-M? Ésta fue la pregunta que le lanzó Jordi Èvole al juez Javier Gómez Bermúdez en el programa ‘Salvados’ de este domingo en laSexta. El presidente del tribunal que juzgó la masacre de Atocha respondió tajante: “El tribunal llegó a la convicción absoluta de que ETA no tenía nada que ver con el 11-M…no tuvo dudas sobre eso” y recordó que son “16 jueces” los que decidieron que esto es así.

Lo avaló la CIA, el Mossad, los Servicios de Inteligencia franceses y marroquíes

“El Tribunal después de analizar más de diez pruebas periciales y cantidad ingente de información llegó a la convicción absoluta de que ETA no tuvo absolutamente nada que ver en este atentado. Pero es que esto lo dice la CIA, el Mossad, lo dicen los servicios franceses, los servicios marroquíes…”.

”El Sr. Ramírez es jurídicamente irrelevante”

El juez insistió en que “no hay ninguna base objetiva que avale” las teorías de la conspiración. “También hay una parte de la sociedad americana que piensa que Elvis vive. Las teorías de la conspiración son fenómenos sociológicos, están perfectamente estudiados”. puntualizó. Ante la pregunta de las acusaciones directas del director de El Mundo, Pedro J. Ramírez contra él con motivo de la sentencia del 11-M, Gómez Bermúdez ha dicho que “el Sr. Ramírez es jurídicamente irrelevante” y ha preguntado por qué los ataques se centran sólo en él y no sobre “los otros jueces que formaron el Tribunal? En este juicio han intervenido tres jueces en el Tribunal de la Audiencia, un inspector, siete jueces en el Tribunal Supremo…”, ha recordado.

Las víctimas

Según ha reconocido Gómez Bermúdez, “lo único que me preocupa del 11-M es el daño que se le sigue haciendo a las víctimas. Nueve años después no las dejamos en paz”.
El magistrado ha confesado que durante el proceso, tuvo “presiones del mundo mundial, absolutamente de todos. Jamás recibí una llamada de un político, pero presiones todas; el país estaba dividido y quería dictar la resolución del Tribunal”. Gómez Bermúdez va más lejos y asegura que los jueces, en general, sufren “presiones”, pero “no surten efecto” y explica que llegan desde “los medios de comunicación, con campañas de desprestigio, y con llamadas de los políticos de turno”.

“La trayectoria profesional de un juez no sirve para nada”

Sobre la influencia de la política en la justicia, Gómez Bermúdez ha admitido que “la trayectoria profesional en la carrera no sirve para nada” y ha explicado que “los magistrados que llegan al Tribunal Supremo son muy buenos juristas, pero hay otros magníficos jueces que no llegan tan alto porque no tienen padrinos, no están asociados o no tienen conocidos en la Villa y Corte”. Pese a ello, el magistrado ha afirmado que “la justicia funciona”.

A Garzón había que indultarle

Gómez Bermúdez también se ha referido a los indultos, que ha considerado “una institución profundamente antidemocrática”, que “va contra la división de poderes”, aunque añade que la ve “necesaria”. Sin embargo, reconoce que no entiende “el no indulto, como el de Garzón, que yo le hubiera indultado al día siguiente, aunque creo que la condena es justa. Para eso sirve el indulto, para cuando una persona comete un error concreto dentro de una trayectoria de gran servicio a España”.

Los papeles de Bárcenas

Respecto a los papeles de Bárcenas, la contabilidad secreta del extesorero del PP, causa que empezó a instruir hasta que la competencia sobre la investigación recayó en su colega Pablo Ruz, Bermúdez sigue pensando que se trata de un “asunto independiente del caso Gürtel” y ha aclarado que él inició antes que Ruz la instrucción y no al revés, como algunos han pretendido hacer creer.

La financiación ilegal no es delito

En cualquier caso, Gómez Bermúdez considera que “lo de los papeles de Bárcenas son una excusa. Se les está dando una importancia desmesurada desde el punto de vista de las pruebas. Que los papeles sean verdad o mentira, una vez que compruebas los datos relevantes, no importa. La financiación ilegal no es delito. No olvidemos que todo lo ilegal no es delictivo. Lo que sí es un delito es pagar a cambio de favores. Pero la financiación ilegal de los partidos no es delito en España, yo creo que debería serlo”, ha reflexionado.

Opinión:

La calidad de un profesional se valora en las distancias cortas. Y con el Juez Gómez Bermúdez tuve la oportunidad de pasar muchas horas a razón del juicio de los cuatro atentados del 11 de marzo de 2004. En la sala de vistas acondicionada en la Casa de Campo de Madrid pude vivir muchas y grandes experiencias, al contrario que otros representantes y presidentes/tas de asociaciones de víctimas que jamás se dignaron aparecer, ni un sólo día, por aquellas instalaciones (sería que “las” víctimas les importaban una higa...).
De las muchas situaciones vividas en todos aquellos días, me quedo con una: el día de la lectura de la sentencia muchas víctimas allí presentes no entendían algunos de los puntos de la misma. Decidí hablar con el Juez Gómez Bermúdez y solicitarle que, una vez acabado el acto judicial, tuviera a bien desplazarse hasta la planta subterránea donde se encontraban casi doscientas víctimas y que, una vez allí, les explicara sus dudas. Lo hizo. Nada más que decir.

28 mayo 2013 (26.05.13) El Pais (opinion)

28 mayo 2013 (26.05 13)

“Mi marido también habría hablado con los terroristas que lo mataron”

Maixabel Lasa, exdirectora de víctimas del Gobierno vasco, relata su encuentro con uno de los responsables del atentado contra su esposo, Juan María Jauregi




Maixabel Lasa se reunió con uno de los tres asesinos de su marido, Juan María Jauregi, casi once años después de que ETA lo matara. "Decidí reunirme con la persona que más daño nos había hecho en la vida a mí y a mi hija", rememora. "Lo hice, porque, a pesar de todo, creo en las segundas oportunidades para los que han llegado a reconocer que hicieron mal, que el daño que causaron fue injustificado, innecesario, terrible... Que se arrepienten de haber matado a personas inocentes. Prefiero eso a que se enorgullezcan de sus asesinatos, sin duda. Para mí, tiene un valor".
El encuentro tuvo lugar un jueves. El 26 de mayo de 2011, recuerda Lasa con precisión. Cuando ella era aún directora general de la oficina de atención a las víctimas del terrorismo del Ejecutivo vasco, cargo que abandonó el pasado diciembre con el último cambio de Gobierno. Libre ahora de responsabilidades políticas, relata a EL PAÍS en su casa de Huelva, donde pasa unos días de vacaciones, cómo se desarrolló la reunión con una de las personas que habían acabado a tiros con la vida de su marido el 29 de julio del año 2000 en Tolosa (Gipuzkoa), mientras ella estaba en casa preparando la comida. Su marido, gobernador civil de Gipuzkoa entre 1994 y 1996 [con el Gobierno socialista de Felipe González], trabajaba en ese momento en Chile para la empresa Aldeasa. Cada tres meses viajaba a su pueblo natal, Legorreta, para ver a su familia. ETA aprovechó una de esas visitas para matarlo.
Su viuda tardó mucho tiempo en hacerse a la idea de que no volvería a recibir ninguna llamada más; que no volvería a verlo aparecer por la puerta. "Lo pasé muy, muy mal", recuerda junto a una foto en la que aparece la pareja aún adolescente, con apenas 16 años, en el monte. "Nos conocíamos de toda la vida. ETA cortó radicalmente nuestras expectativas. Así, de repente. Pero Juan Mari hablaba con todo el mundo. Creía firmemente en el valor de la palabra. De hecho, creo que por eso lo mataron. Por su talante dialogante; por su interés en tender puentes. Estoy convencida de que él también habría tratado de hablar con las personas que lo mataron. Sé que hay víctimas que no lo entienden, pero yo estoy convencida de que hice bien aceptando el encuentro. Después, sentí alivio".
Lasa formó parte del programa piloto de encuentros entre víctimas de ETA y presos de la banda que puso en marcha el Gobierno socialista en 2010. Los primeros encuentros, cuatro en total, se celebraron en mayo de 2011 -después, dentro del mismo programa, hubo siete más-. Lasa fue, en ese momento, la única que se reunió con uno de los responsables directos del atentado que le había truncado la vida. El condenado había solicitado reunirse con ella. Además, Instituciones Penitenciarias había pedido colaboración al Gobierno vasco, a la oficina que ella dirigía, para buscar víctimas que pudieran estar interesadas en el proyecto.
"Yo era víctima además de directora y, si una de las personas que había matado a mi marido había pedido verme, creo que tenía todo el derecho del mundo de aceptar o no", argumenta. "Además, pienso también que, ya que habíamos llamado a otras víctimas para invitarlas a participar en el programa, era importante que yo estuviera dispuesta a hacerlo. Esto no significa, faltaría más, que todos tengan que hacer lo mismo. Yo no soy mejor que nadie por haber aceptado. Pero tampoco peor".
La Audiencia Nacional condenó el 14 de febrero de 2004 a 39 años de cárcel a cada uno de los tres miembros del comando Buruntza Ibon Etxezarreta, Luis María Carrasco y Patxi Xabier Makazaga como autores del asesinato de Jauregi. Carrasco y Etxezarreta trataron de matarlo un día en un bar, pero desistieron al ver a unos conocidos dentro. Finalmente, otro día, en la cafetería del frontón de Tolosa, Makazaga lo mató de dos tiros por la espalda mientras Carrasco vigilaba fuera y Etxezarreta les aguardaba en un coche robado para facilitar la huida. La noche anterior, Jauregi había soñado que lo mataban, como contó por la mañana a su mujer. Trece años después del asesinato, dos de los miembros del comando pertenecen al grupo de reclusos que han condenado la violencia de ETA. Uno de ellos se reunió con la viuda de su víctima.

Pregunta. ¿Cómo fue el primer momento de ese encuentro?
Respuesta. Estábamos en una pequeña salita de la cárcel de Nanclares de Oca [en Álava, donde cumplen pena la mayor parte de los presos de ETA que han renunciado a la violencia y reconocido el daño causado a las víctimas]. La mediadora nos presentó. Nos dimos la mano y nos miramos a los ojos. Me fijaba mucho en sus gestos, en la cara. Él parecía estar mucho más nervioso que yo. Creo que es lógico, porque yo no había hecho nada malo. Él era la persona que tenía que explicar por qué y para qué había ocurrido todo aquello; por qué habían matado a mi marido. Yo iba a ver a la persona que más daño me había hecho en la vida, pero estaba tranquila.

P. ¿Por qué había acudido? ¿Qué quería saber?
R. Tenía curiosidad, muchas preguntas... Y vi que era la oportunidad. Eso sí, estaba allí porque sabía que era una persona que había hecho autocrítica, que desaprobaba lo que hizo durante los años en los que fue miembro de ETA y que lo condenaba de forma radical. Además, sabía que no iba a tener beneficios penitenciarios por reunirse conmigo; que no iba a conseguir nada material. Por otro lado, siempre he pensado que si Juan Mari hubiera tenido la oportunidad de hablar con sus asesinos, igual les hubiera convencido de que no dispararan.
P. ¿Qué sabía de la persona con la que se iba a reunir?
R. Muy poco. Ni siquiera sabía cómo era físicamente. Cuando estuve en la Audiencia Nacional, en el juicio por el atentado de Juan Mari, no tuve la oportunidad de ver a los acusados. Yo acudí como testigo. Pero cuando dijeron que iba a entrar, ellos empezaron a hacer ruido y los sacaron, así que no pude verlos. Tampoco había visto ninguna foto en los periódicos.

P. ¿Qué le dijo cuando finalmente lo tuvo delante?
R. Una de las primeras cosas que le pregunté es si conocía a Juan Mari, si sabía quién era, y por qué lo había matado. Me dijo que no le conocía, que le había llegado una orden y la había ejecutado. Sin más. De hecho, no sabía nada sobre él ni sobre su trayectoria. No sabía que había estado en la cárcel, ni que había formado parte de ETA, ni que había sido miembro del Partido Comunista, ni que había declarado contra el general Galindo en el caso Lasa y Zabala . Ni siquiera sabía que había sido gobernador civil de Gipuzkoa. Ni que teníamos una hija. Realmente, no sabía nada de nada. Ni personal ni profesional. Mató a alguien totalmente desconocido para él.

P. ¿No sabía por qué se convirtió en un objetivo de ETA?
R. No. Yo siempre he creído que lo mataron porque trataba de tender puentes. Juan Mari había trabajado muchísimo para solucionar el problema del terrorismo. Creía que cuanto más se tardara, más difícil sería porque entrarían chicos más jóvenes, sin memoria histórica y más fanáticos, pensando que iban a salvar a la patria cuando llevábamos ya muchas décadas de democracia. Pero la persona que se reunió conmigo no sabía nada de esto. Es sorprendente cómo mataban gente sin conocer siquiera de quién se trataba.

P. ¿Le preguntó usted por detalles del atentado?
R. Tengo el sumario en casa y, más o menos, conocía lo que pasó: cómo lo mataron, que habían intentado hacerlo días antes y que abortaron la idea porque había mucha gente que los conocía en el bar... El día del primer intento yo estaba con Juan Mari. Le pregunté al preso si lo habrían matado igualmente si yo hubiera estado delante cuando lo asesinaron. Respondió que sí, que daba igual. También quise saber quién había dado la orden del asesinato. Yo había leído que habían sido Soledad Iparraguirre, Anboto , y Mikel Albisu, Antza . Pero él no supo responderme. Tampoco lo sabía. Es sorprendente cómo mataban sin saber a quién ni por qué.

P. ¿Y usted qué le explicó a él?
R. Le conté que todas nuestras expectativas vitales se habían ido al carajo. A Juan Mari lo iban a trasladar a Jordania y yo pensaba pedir una excedencia en el trabajo para estar con él... Pero no pudo ser. Le conté lo mal que lo pasé. Juan Mari vivía entonces en Chile y nos veíamos cada tres meses. Pero hablábamos por teléfono muy a menudo. Le expliqué la de veces que he estado esperando después de su muerte que llamara por teléfono. Alguna vez, incluso he llegado a marcar el número que él tenía en Chile. Tengo todavía su teléfono en casa, en su maleta. Siempre estaba esperando verlo aparecer por la puerta. Como no lo veía a diario, me costó mucho asumir que ya no estaba. Fue muy duro. Todavía pienso en Juan Mari todos los días. Y no una vez; millones.

P. ¿Por qué no da el nombre del preso con el que se reunió?
R. Preferiría no hacerlo sin consultarlo con él. En todo caso, fue una de las tres personas condenadas por su asesinato.

P. ¿Qué fue lo que más le impresionó del encuentro?
R. El preso me dijo que no sentía nada bueno en él; que muchas veces pensaba que todo lo que él era, era malo. "Si eso fuera así tú no estarías aquí ni yo tampoco", le respondí. "Si te has dado cuenta de lo que has hecho y te vas cada día a la cama pensando que hiciste mal, yo pienso que algo bueno existe en ti. Pienso que has recuperado la libertad y el derecho a ser un ciudadano". Enfrentarse al pasado y reconocer el error de la violencia tiene su mérito. Creo que es el camino correcto. Sé que no todos los presos lo van a hacer, que son pocos... Pero los que han emprendido ese trayecto merecen una segunda oportunidad.

P. ¿Entiende que haya víctimas a las que suene raro dar una segunda oportunidad a quienes, como usted dice, más daño les han hecho en la vida?
R. Lo entiendo. Pero yo siempre he pensado así. Necesitamos recuperar a estas personas para la democracia y la futura convivencia en paz. Creo, además, que la postura de este tipo de presos es la forma más intensa de deslegitimar la violencia. Y, en un plano más personal, yo me siento mejor después del encuentro. He visto que, de alguna forma, las personas que mataron a Juan Mari están arrepentidas del dolor que han causado. Al menos dos de ellos. Supongo que el tercero seguirá estando muy orgulloso. Pero a mí me alivia que los otros dos piensen que fue un error. Al menos, sientes que lo que estamos haciendo todos, los mediadores, las víctimas... y lo que ellos han ido madurando durante estos años en prisión, ha servido para algo. Para ellos, tampoco debe ser fácil. Es más sencillo quedarse entre la masa y seguir defendiendo la violencia sin enfrentarse al dolor que han provocado ni ser tildados de traidores por la banda.

P. Habla de dos condenados por el atentado de su marido que lamentan su muerte. ¿Ha tenido contacto con más de uno?
R. Otro de los presos que mataron a Juan Mari me escribió una carta hace poco; este año. Me impresionó mucho. Decía que lo sentía mucho; que le costaba escribirme por todo el daño que me había hecho; que no sabía cómo expresar lo que sentía pero que le gustaría verme. Aunque ya sabía que ahora el programa de encuentros estaba medio parado. En todo caso, yo sí estaría dispuesta a esa reunión.

P. ¿Se tendrían que fomentar desde el Gobierno este tipo de actitudes entre otros presos?
R. Creo que sí, que deberían impulsarse de nuevo programas de encuentros y talleres entre los presos. Por pura lógica, solo si hay debate interno en las cárceles se podrá evolucionar. Es preciso que cada uno asuma su responsabilidad por el pasado. Creo que estos presos lo están haciendo, mientras también critican desmanes como el terrorismo de Estado. Creo que llevan ventaja incluso a la izquierda abertzale , que no acaba de asumir ciertas responsabilidades.

P. ¿Cómo se despidió del preso?
R. Me pidió perdón. Le dije que se lo agradecía, pero que eso era una cosa muy personal y que no le podía contestar. Le di un abrazo y le dije que no me importaría volver a verlo. Y así es.

      Opinión:

Admiro a Maixabel porque he trabajado codo a codo con ella, tanto en mi época “asociativa” com en mi continuación en la labor absolutamente por libre. Me adhiero a todo lo que presenta en la ntrevista y quiero hacer hincapié en una cuestión que algunas víctimas (once en concreto) me han comentado al respecto. Me preguntan mi opinión sobre el hecho de que le diera la mano al terrorista mientras yo me negué a hacerlo.
La respuesta es muy sencilla. Este terrorista asesinó a su esposo en ese atentado mientras que Rafael Caride asesinó a 24 en total. Conozco a las familias de los 24 (lo cual no podrá decir nunca ningún otro “representante o representant [a]” y, POR EL RESPETO Y LA DIGNIDAD QUE ME MERECEN ESAS 24 FAMILIAS, jamás me atrevería a tocar la mano del asesino de, no una víctima, sino 24. Es decir, la actitud totalmente respetable de Maixabel le afecta a ella sola, la de otr@s impresentables repercute en las familias de los 24 asesinados y los casi cien heridos.
Dicho queda.

28 mayo 2012 (25.05 13) El Mundo (opinion)

28 mayo 2013 (25.05.13)

Aralar se desmarca de Sortu y pide a ETA que entregue antes las armas

Zabaleta rechaza por insuficiente el reconocimiento del «daño causado» que los ‘abertzales’ pedirán a los presos mientras Currin quiere reunirse con los reclusos.
Cree que la banda «debe dar los pasos que debe dar» al margen del Gobierno.



Si la izquierda abertzale quiere que el Gobierno alivie la situación de los presos de ETA, no basta con aconsejar a sus reclusos que reconozcan el daño que han causado –cosa que sería «bienvenida»–, sino convencer a la banda terrorista de que dé un paso al frente, «por ejemplo entregando las armas», antes de aspirar a negociar nada con el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Es el mensaje que defendió ayer Patxi Zabaleta, coordinador general de Aralar y el único miembro de la coalición EH Bildu que todavía se atreve a mostrar su divergencia de criterio con la dominante izquierda radical.
El abogado navarro se aseguró mediante una nota de prensa de que sus palabras en Euskadi Irratia llegaban a toda la opinión pública y no sólo a los oyentes euskaldunes. Con ellas se desmarcó de la conclusión clave de la docena de recomendaciones destinadas al Gobierno y a ETA que cuatro relatores internacionales harán públicas este lunes en San Sebastián.
El documento es fruto de los encuentros del último foro social coordinado por Lokarri y ha sido consultado con Sortu y con el PNV –esta vez, el PSE-EE se ha mantenido al margen–. Aralar no ha participado en esos encuentros, según afirmaron ayer fuentes oficiales del partido, que conoce los contenidos del texto «a través de filtraciones».
Quien en 2001 abandonó HB por su rechazo al terror y ahora trabaja codo con codo con la antigua Batasuna, restó valor legal a estas «declaraciones personales» de «intenciones, valoraciones o arrepentimientos» por parte de los etarras, porque «no figuran en el Código Penal» y «no tienen consecuencias» en este ámbito.
A su juicio, «si el Estado no da pasos en ese sentido, y parece que no se van a producir, se deben dar los pasos que se deben dar sin esperar al Estado». Y puso dos ejemplos: «La entrega de las armas» y «el cambio de identidad de ETA», es decir, que la banda se reconvierta en una organización civil, una fórmula por la que Zabaleta apuesta en los últimos tiempos y que a ETA no le disgusta, pues sortearía el relato de la derrota –no se disolvería sino que integraría una corriente interna de la izquierda abertzale– y sus dirigentes podrían seguir haciendo aportaciones sobre cómo lograr una Euskal Herria independiente, socialista y monolingüe, esta vez por medios pacíficos. Algunos de los jefes de ETA quieren incluso ejercer personalmente la política.
Zabaleta insistió en que una vez que ETA tome estas decisiones (el desarme o la transmutación), deberá seguir exigiendo «la derogación de todas las leyes de excepción». No al revés, que es como está ocurriendo. «La próxima semana veremos cuáles son las recomendaciones o conclusiones del Foro Social, pero considero que las declaraciones no pueden ser la clave para avanzar en el proceso de paz», concluyó.
El citado Foro Social se celebró en marzo bajo la batuta de Lokarri, la misma plataforma que se encargó de la logística de la Conferencia Internacional de Paz que, celebrada en el Palacio de Aiete en San Sebastián, sirvió de pista de aterrizaje para que ETA declarara el «cese definitivo» el 20 de octubre de 2011. En el mismo lugar se presentará este lunes el documento resultante de ese seminario. La voluntad de sus organizadores es que puedan participar los relatores que han contribuido a su redacción, entre ellas Silvia Casale, ex presidenta del Comité contra la Tortura del Consejo de Europa.
Algunas fuentes no descartan que después de este pequeño Aiete dos el colectivo de presos sujetos a la doctrina de la banda, el EPPK, pueda hacer algún pronunciamiento. El jueves, sus portavoces fuera de las cárceles –entre ellos los ex reclusos Arantza Zulueta, Mitxel Sarasketa y Oier González– se reunieron con el Grupo Internacional de Contacto (GIC) que ha permitido a ETA avanzar en su interés por internacionalizar el conflicto vasco.
El grupo de mediadores estuvo representado por Brian Currin, Alberto Spektorowski, Pierre Hazan y Raymond Kendall. Según los interlocutores del EPPK, «ambas partes destacaron la necesidad de buscar fórmulas para superar el bloqueo que actualmente vive el proceso y la implicación de todos que requiere esta vía». El colectivo encabezado por el abogado sudafricano les mostró además su intención de «reunirse» con los cabecillas de los presos en las cárceles, cosa que dependerá de la decisión del Gobierno.

Opinión:

Más vale tarde que nunca. Me consta que hay gente en Aralar que se preocupa, y mucho, de la situación de las víctimas del terrorismo etarra. Así pues, si durante años les hemos exigido que exigieran a ETA que entregara las armas, habrá que alegrarse de que ahora lo hagan…

28 mayo 2013 (24.05.13) La Gaceta (opinion)

24 mayo 2013

Condenado por nueve asesinatos.
Víctimas: 'La excarcelación de Ciganda es un escándalo'

Voces contra el Terrorismo cree que “fortalece el proceso de paz”.
Afirma: “Rajoy sólo tiene que dejar hacer los compromisos entre ETA y el PSOE”.




Las víctimas del terrorismo están perplejas ante los hechos consumados tras conocer sendas decisiones de la Audiencia Nacional de excarcelar a dos sanguinarios etarras. La primera de ellas fue acordada por unanimidad del Pleno de la Sala Penal de la Audiencia para excarcelar al etarra Jesús María Ciganda Sarratea, miembro del comando Eibar y condenado a un total de 822 años de prisión por la comisión de nueve asesinatos. La segunda decretada por la Sección Primera de la Sala Penal que ordenó la salida del pistolero José Carlos Apezteguía. La primera de las resoluciones judiciales es bastante farragosa y mal explicada. La Audiencia decidió excarcelar a los etarras Ciganda y Apezteguía tras haber cumplido 24 y 21 años en prisión, respectivamente, al revisar sus fechas de licenciamiento definitivo. A Apezteguía, según el fallo, se le aplica el Código Penal de 1995 por ser más beneficioso que la de la misma norma del año 1973. De esta manera se fija un máximo de 20 años de cumplimiento de condena frente a los 30 años de la norma del año 1973. Así, el etarra llevaba ininterrumpidamente en prisión desde el 30 de enero de 1992, por lo que ya ha transcurrido el límite máximo de 20 años y procede su excarcelación.
En cuanto a Ciganda, el Pleno de la Sala Penal entiende que no se le debía haber aplicado la doctrina Parot, por lo que tenía que haber sido excarcelado el 9 de marzo de 2011. Por esta razón al no ser esa doctrina de aplicación en su caso por haber sido condenado por el Código Penal de 1973, las redenciones se le deben abonar sobre el límite máximo de cumplimiento de 30 años y no sobre el total de la condena como establece dicha doctrina. Así, la Audiencia se vio obligada a revisar esa fecha de excarcelación después de que el Tribunal Supremo acordara el 9 de febrero de 2012 que a Ciganda le eran de aplicación las redenciones sobre el límite máximo de 30 años, según informa Efe. Se basaba en un “supuesto idéntico”, el del colaborador del comando Eibar, Peio Etxebarría Lete, al que el Tribunal Constitucional le admitió un recurso de amparo contra la aplicación de la doctrina Parot, lo que supuso su excarcelación en mayo pasado.
De todas formas, la Fiscalía de la Audiencia Nacional recurrirá ante el Tribunal Supremo la excarcelación de Ciganda.El presidente de Voces Contra el Terrorismo, Francisco Alcaraz, manifestó a LA GACETA que “este fallo de la Audiencia Nacional supone mantener vivo el mal llamado proceso de paz ante la presión que ejerce la banda terrorista ETA al Gobierno”. Para Alcaraz, “la legislación actual se aplica en beneficio de los etarras más que de las promesas políticas del cumplimiento íntegro de las condenas por delitos de terrorismo que anunció el Gobierno del PP”.En este contexto, VCT está convencido de que “el Gobierno sólo tiene que dejar hacer los compromisos adquiridos entre las negociaciones que hubo en su día entre de la banda terrorista ETA y el PSOE”. A su juicio, “la estrategia de la banda terrorista para presionar al Ejecutivo es a través de solicitar el acercamiento de presos o su excarcelación”. Alcaraz subrayó que “se está cumpliendo lo que hace meses anunció un terrorista en el diario Gara. Esto es, que no habrá excarcelaciones masivas ni nada de indultos para no generar alarma social. Al contrario, todo se hará gota a gota”. Destacan los ejemplos de Bolinaga o el asunto de De Juana Chaos, entre otros.
Por su parte, Ángeles Pedraza, presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), señaló que “el fallo de la Audiencia supone una derogación encubierta de la doctrina Parot”. En su opinión, los presidentes de la Sala Penal (el actual y los anteriores) acaban siendo comisarios políticos”.
Opinión:
Con todos los respetos que me merecen las opiniones de otras víctimas, de aquellos que se arrogan la representatividad sin ser víctimas (o incluso de sus altavoces mediáticos) no quiero que me mezclen en ese saco de que “LAS” víctimas están en contra de esto o lo otro. Como víctima tengo muy claro que debo respetar la legislación y si no me gusta debo trabajar para cambiarla (como hice junto a unas pocas, muy pocas víctimas en 1995). Pero jamás atacar a nadie ni permitir que nadie utilice mi dolor y mi experiencia personal para encabritar al resto de los ciudadanos.
La liberación del tal Ciganda puede ser moralmente repugnante pero, por el contrario, es basada en derecho. Y ahora espero que algunas víctimas (o pseudos víctimas) monten alguna manifestación contra el actual gobierno. Que se animen que viene el buen tiempo y la mayoría ya no irán a esquiar hasta noviembre….
Y tampoco les iría demasiado mal a algunos conversar sobre el tema con aquellos abogados que se partieron la cara para defender los derechos de las víctimas en aquellos años en los que se hizo una excelente labor informativo-jurídica que, por desgracia, ahora ya nadie lleva a cabo.

viernes, 24 de mayo de 2013

23 mayo 2013 (22.05.13) Juicio en Madrid (Homenaje a Fusty)

23 mayo 2013 (22.05.13)


Todo empieza en diciembre 1990... foto 1991 (seguid el reportaje del paso del tiempo al término de la información)

Ayer miércoles 22 de mayo fue un día completo. Dos juicios. Al estar en obras un sector de la Audiencia Nacional en la calle Génova, diferentes Salas se han desplazado a otros lugares y han acabado en un excelente, diáfano y practico edificio en el límite de San Fernando de Henares y Torrejón de Ardoz (lo de límite por partida doble: por el lugar físico y porque la calle se llama así).
El juicio contra el "supuesto" captador yihadista se suspendió y ello dio facilidades para que nuestro juicio tuviera una afluencia de público poco habitual, por lo amplia. José Maria Fuster-Fabra Fusty representaba, a través del Sindicato Profesional de Policía, a la familia de Eduardo Puelles, inspector asesinado por ETA el 19 de junio de 2009.
Allí estaban también la Fiscalía, la Abogacía del Estado, las acusaciones particular (grande Maria Ponte...) y la popular (AVT)… 65 alumnos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca (for¢a Santpedor) y las abogadas de los tres etarras. Pero en la Sala se aprecio un dato relevante que solo descubrimos los que llevamos años en esta lucha: Este ha sido, desde 1989, el primer juicio contra ETA en el que no se encontró en la sala ni un solo individuo del entorno de los malos. Ni familia ni amigos ni algunos que otros agentes sociales de los que tanto se preocupan de que los juicios contra los terroristas sean justos pero jamás se han preocupado de los juicios que muchas victimas hemos sufrido para que se evaluaran correctamente nuestras secuelas.
Pero llego un momento en el que entendí la insistencia de Fusty para obligarme a acudir a este juicio en particular. Quienes conocemos a Fusty desde hace siglos sabemos que no es alguien que repita las cosas tres veces. Por ello, que insistiera tanto en vernos ayer miércoles en el juicio encerraba algo que no me podía ni imaginar. Cuando llegó su turno para presentar las conclusiones finales ya explicó que la Fiscalía, la Abogacía y la acusación particular habían presentado unas conclusiones intachables. Y a partir de ese instante Fusty fue ese abogado que no calla ante nadie, ni siquiera ante un excelente Juez como Guevara. Describió un repaso del trabajo de los últimos 22 años en la asistencia integral (jurídica incluida) a las víctimas, explicando con su vehemencia habitual (que espero y deseo no pierda nunca) esa realidad que algunos dicen conocer pero que nunca compartieron con nosotros porque no estaban: aquellos años en los que los cuatro de siempre entrábamos en las salas de justicia rodeados por los amigotes de los terroristas soportando sus insultos y amenazas o cuando llegaban autocares fletados desde ciertos rincones del País Vasco y Navarra y estacionaban ante la puerta de la Audiencia Nacional o cuando nos hacían la señal de “disparo” o “ahorcamiento” o cuando… uff, no acabaría… porque de ello también podría hablar Juan Antonio Corredor, mi amigo y maestro, a quien sus complicadas obligaciones laborales le impidieron asistir al juicio y compartir conmigo ese momento mágico.
Y fue entonces cuando Fusty, mi amigo Fusty periquito y anticulé, mencionó mi presencia allí para decir que hemos compartido 22 años de trabajo arduo y constante, peligroso y gratificante y que estuve con él en su primer juicio, por el atentado de Vic y siempre tendré el honor, el privilegio y el orgullo de haber estado en el último..
Porque para quien no lo sepa, desde el miércoles 22 de mayo de 2013 muchas víctimas nos sentiremos un poco huérfanas a nivel jurídico: el Doctor en Derecho José María Fuster-Fabra anunció ayer que cesa su actividad en cuanto a juicios por terrorismo se refiere.
Fusty, amigo, gracias por tantos años de trabajo y por las incalculables clases de Derecho que he recibido por tu parte. Y me pregunto ¿por qué coj… se me humedecen ahora los ojos? ¿debe ser por el recuerdo del humo de los puros que, sin cortarte un pelo, te has fumado delante de mí durante los últimos 23 años?
El próximo gin-tonic, que sea de Beefeater. A la salud de tod@s las víctimas que tanto te debemos.





martes, 21 de mayo de 2013

21 mayo 2013 (19.05.13) La Vanguardia (opinion)

21 mayo 2013



La Audiencia Nacional juzgará al responsable del aparato de propaganda de una rama de Al Qaeda
Cuando el terror viaja por la red




 

El miércoles y jueves de esta próxima semana, la Audiencia Nacional será el escenario de un juicio que debe marcar un antes y un después en el concepto jurídico actual que tiene el terrorismo de inspiración islámica, de tal suerte que en función de los resultados muy probablemente influirá de forma decisiva en otras investigaciones, presentes y futuras. Se trata del primer gran proceso al que se conoce como terrorismo virtual, una parcela del yihadismo que es en la actualidad una pieza clave en el funcionamiento de AlQaeda y de sus múltiples satélites. Un juicio que a través de internet conduce al corazón del terrorismo islamista: la minuciosa investigación de la fiscalía y de la Guardia Civil ha recopilado centenares de datos de enorme valor policial en la lucha antiterrorista, entre ellos 161 DVD con grabaciones espeluznantes de suicidas y otras posteriores a sus acciones. El procesado es Faiçal Errai, de 29 años, detenido hace tres en Poble Nou de Benitatxell (Alicante), donde estaba empadronado y aparentemente se había integrado en la sociedad occidental, hasta el punto de que era miembro de protección civil. Sin embargo, la causa apunta a que Faiçal tenía una doble vida que incluía un ordenador y unas webs radicales enlazadas con la red Ansar AlMujahideen (RAAM), que la fiscal especializada en terrorismo islamista, Dolores Delgado, y los agentes de la Guardia Civil que han investigado el caso valoran como una herramienta básica para el desarrollo del terrorismo de alcance universal. Para la fiscalía, la Guardia Civil y las policías de Marruecos, Jordania, Estados Unidos, Francia y Bélgica que han colaborado en la investigación incluso para los servicios de inteligencia occidentales –no hay duda: el PC de Faiçal y sus webs propagaban terrorismo y constituían una pieza básica para la expansión del radicalismo violento de inspiración islámica. En esencia, desde Alicante, Faiçal Errai habría sostenido el aparato de propaganda de la red Ansar Al Mujahideen (RAAM) un entramado netamente violento con un objetivo declarado: la yihad global y la imposición universal de la ley islámica mediante la línea más radical del islam. Una red dirigida por un consejo consultivo formado por líderes ubicados en distintas partes del mundo y conectados por internet. De la investigación de la Guardia Civil y las policías que han colaborado surge un intenso debate en torno a las redes sociales y su uso malicioso, que se transforma en un reto jurídico que se dirimirá en la Audiencia Nacional. Un reto muy similar a otro –no resuelto del todo– que se refiere a los teléfonos móviles. La cuestión es esta: ¿los teléfonos manipulados que accionaron el explosivo de las mochilas del 11-M eran un teléfono o un detonador?¿Los móviles con que los terroristas hicieron estallar las bombas eran un teléfono o un arma? Pues la misma pregunta se hace ahora sobre ciertos usos de internet. Pero en esta causa hay mucho más de lo que se ventile en la sala. Y algunas conexiones de esta red investigadas por la Guardia Civil dan idea de la trascendencia de la operación. En la película La noche más oscura, (Zero DarkThirty), de la oscarizada Kathryn Bigelow, que trata sobre la localización y muerte de Osama Bin Laden, se  recrea el suicidio con una bomba adosada al cuerpo de un médico jordano que, haciéndose pasar por colaborador de la CIA, mató a los ocho agentes de esta agencia en la base de Khost, al este de Afganistán. Sucedió en enero de 2010. Pues, según las conclusiones policiales, este atentado está conectado con la causa a través de uno de los colaboradores del acusado. Se trata de Sadam Husein Ali Ismail Al Hussowi, alias GhazwanA lYemení, muerto por un avión sin piloto abordo (un drone) en Waziristán el 8 de marzo de 2010. Al Yemení enseñó al suicida jordano a confeccionar el chaleco explosivo con que mató a los agentes de la CIA y existen pruebas grabadas. En el caso que enjuicia esta semana la Audiencia Nacional, el procesado, Faiçal Errai, alias Ekhlass, alias Abu Hafs, era director general y administrador de los foros de RAAM y diseñó, a través de dos empresas suyas, el aparato de propaganda de la red central con el objetivo, sostiene la investigación, de captar, adoctrinar, radicalizar y formar a los miembros que se sumaron a la organización terrorista. El foro alojado en su web adquirió en poco tiempo un crecimiento extraordinario hasta convertirse, a final de 2009 y principios de 2010, en uno de los foros yihadistas más importantes de internet, es decir, del mundo, por su número de seguidores acreditados y detectados. Su crecimiento se debió a cierta astucia: en2008 se inició como un foro en lengua árabe, pero ya en 2010apareció en múltiples lenguas, lo que le permitió llegar a jóvenes musulmanes que no dominaban el árabe. Para ello se creó un departamento de traducción y las filiales en inglés y alemán contribuyeron a su expansión deforma extraordinaria. Crearon también el equipo Jamal Al Ansar con el fin de convertir los archivos audiovisuales yihadistas en formatos para móviles, a fin –dicen los investigadores– de difundir el pensamiento yihadista incluso por bluetooth. Al mismo tiempo se formó un equipo de descargas con distintas misiones atribuidas: poner al alcance de los seguidores extremistas artículos y revistas sobre la yihad, historias afectivas sobre la vida de sus mártires, análisis estratégicos terroristas, un servicio de aclaración de dudas, la inserción de comunicados importantes de los frentes y de sus centros acreditados, y todo lo que les pareciera interesante para sus fines. Por esta vía, Errai habría acumulado 3.748 usuarios registrados con clave secreta de acceso, 13.845 líneas de discusión y 57.000 post con mensajes radicales individuales. Y como es lógico, en la misma proporción que el foro y las webs tomaron relevancia su responsable y el consejo consultivo de RAAM, su cúpula, que vigilaron por su seguridad para no ser localizados. La investigación determina que textualmente se pidió  al foro que tomaran precauciones, a la vez que cambiaban con mucha frecuencia de servidor. Su argumento, captado por la investigación, es simple, lógico y no exento de razón: “hay que cambiar el administrador americano –dijeron– al administrador de Malasia o cualquier otro país que no sea americano ni europeo, por-que ellos (los policías) pueden, como sabéis, gracias al tema del terrorismo entrar en cualquier servidor para copiar lo que hay o bloquear el foro fácilmente”.Gracias a sus precauciones y sus mensajes, la red Ansar Al Muyahideen se convertiría en una guía clave para los denominados terroristas súbitos o lobos solitarios,una soledad sólo supuesta, ya que cuentan con el apoyo de estas redes en lasque encuentran respuesta a sus dudas e interrogantes, como sucedió con los hermanos Tsarnáyev, autores del atentado de Boston, han explicado a La Vanguardia fuentes de la investigación. Estas añaden que los extremistas se obsesionan con estas redes y llega un momento en que se sienten obligados a dar un paso al frente y es cuando cometen atentados. Las web del acusado sostenían: “Somos yihadistas. La yihad es una obligación en la religión de Dios”,En ese marco Faiçal Errai, alias Abu Hafs, coordinaba actividades, se comunicaba con Asia, Oriente Medio, Europa Occidental (España, obviamente) y Estados Unidos y repartía tareas, contenidos e instrucciones del consejo consultivo. Pero no estaba solo. El procesado tenía un grupo de subordinados entre los que destacan algunos ya muertos y otros detenidos: Haytham Abdelghami Al Hayyot alias Abu Qandahar, estudiante de medicina de origen jordano que viajó a Waziristán, al norte de Pakistán, para unirse a Al Qaeda y que murió en 2010; Hussan Saend, de origen sirio, residente en Alemania, detenido en julio de 2010; Tarek Defacen, alias Abu Aisha, residente en Marruecos y detenido en junio de2010 por actividades terroristas relativas a RAAM, y el ya mencionado Sadam Husein Ali Ismail AlHussowi, alias Ghazwan Al Yemení, muerto en Waziristán el 8 de marzo de 2010.

El secreto de las ‘paltalk’

La investigación asegura que ha puesto de manifiesto que RAAM es una organización jerarquizada que sostiene a autores de atentados terroristas al tiempo que fomenta la yihad más violenta y capta a extremistas para cometer atentados. RAAM podía dar instrucciones a un terrorista, ofrecerle datos sobre un objetivo o proporcionarle un contacto en cualquier parte del mundo. La cúspide de esta red estaba formada por un consejo consultivo colegiado (Majlis Al Shura) formado por “jeques” reconocidos y respetados por todos los usuarios. Estos líderes tomaban las decisiones que eran obedecidas. Se sabe que entre2009 y 2010, el consejo estaba conformado por: AlShaikhli (que operaba desde Kuwait); Abu Muslim y AbuYos Al Salafe (desde Dinamarca) Alpraer Almaqdesi (Francia) y Abu Mahen Mundir y Kashimiri (ArabiaSaudí). Como los miembros de este consejo operaban desde distintos países, para comunicarse usaban salas privadas o paltalk, una suerte de espacios virtuales de conversación con un avanzado software de seguridad que garantizaba la inaccesibilidad a terceros. De este modo, estas salas constituían la base de operaciones y la infraestructura de RAAM. Las paltalk detectadas tenían cada una un nombre identificativo

RED ANSAR AL MUJAHIDENN (RAAM) (Ansar AlMuhahideen Network) Organización terrorista que opera a través de internet y que se ocupa de la propaganda, la financiación y el apoyo operativo de acciones violentas para lograr la “yihad global” e imponer la ley islámica

CONSEJOCONSULTIVO DE RAAM (Majlis Al Shura) Se trata del grupo de líderes de la red reconocidos por todos los usuarios de RAAM. Cada líder (al que se califica de jeque) residía en un país distinto. Al Shaikhli Kuwait, Abu Muslimy AbuYos Al Salafe Dinamarca, Al Praer Almaqdesi, Francia

Los miembros de este Consejo Consultivo hablaban entre ellos en unas “salas privadas virtuales” o paltalk totalmente bloqueadas informáticamente a los intrusos. Los investigadores han detectado cinco paltak distintos. as consignas del onsejoConsultivo emanadas de sus deliberaciones en las paltak siempre eran tendentes a fomentar la yihad mundial y se consideraban órdenes. Estas consignas se trasmitían al marroquí Faiçal Errai, residente en Poble Nou de Benitatxell (Alacant) y detenido en 2010...

Y HAN LOCALIZADO Faiçal Errai controlaba y dirigía la web de propaganda y el foro de RAAM consultado por extremistas de todoelmundowww.ansarljihad.netwww.as.ansar.com
Sustentadas desde dos empresas suyas : Hostmaster y Fast Domain Usuarios registrados con claves secretas. Líneas de diálogo. Mensajes de contenido yihadista radical o “post”

LOS JEQUES Y LOS PAÍSES DESDE DÓNDE OPERABA Estas webs y foro estaban en comunicación constante con extremistas del tipo “lobo solitario” o “terroristas súbitos” ubicados en Marruecos Jordania EE.UU. Francia o Bélgica.

Las deseadas tarjetas cashU

]“Comprar tarjeta cashU. CashU es una de las formas más seguras de realizar pagos on line. Con cashU no necesitas revelar datos de tu tarjeta de crédito o cuenta bancaria a ningún sitio web. Simplemente, ingrese el código cashU de 16 dígitos en el sitio donde deseas realizar tu compra, y eso es todo”. Las líneas precedentes están sacadas de la propaganda formal de las tarjetas cashU, que por lo detectado en esta causa son las más deseadas por los integristas. A través de su aparato de financiación, RAAM obtenía dinero para el mantenimiento de la propia red, para la financiación de grupos terroristas y para los voluntarios suicidas que viajaban a las zonas de combate terrorista. Esta labor completaba la de propaganda y reclutamiento yihadista, de modo que el acusado Errai explicaba a sus colaboradores los métodos para la obtención de fondos, la forma de mantener el anonimato y los sistemas para hacerlos llegar a los destinatarios. Dice un mensaje: “Las tarjetas cashU, son tarjetas encargables, se venden en locutorios, las quiero para cargar una cuenta, para la compra de servidor en Asia. Se venden sin datos personales. Necesitamos apoyo; todos los dominios han sido atacados. Han quemado los servidores... Necesitamos financiación para la continuidad de los foros...” Y en otro:“quiero que compres tarjetas cashU que estén recargadas, cuanto antes (...) y compramos un servidor en Asia (...) veamos las posibilidades deservir a nuestros hermanos en Jerusalén (...) y que sepas que nuestros hermanos de verdad están muy necesitados de dinero que es necesario para la yihad, y en la última batalla los hermanos han perdido mucho...”

Opinión:

Simplemente: Eduardo, excelente trabajo. Brutal. Y quien quiera entender que entienda.
 

lunes, 20 de mayo de 2013

19 mayo 2013 (17.05.13) El Periódico de Catalunya

17 mayo 2013

 

Prisión para los cinco anarquistas detenidos por integración en grupo terrorista

El juez les acusa de amenazar a la Corona, políticos, fuerzas de seguridad y entidades financieras



El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha enviado a prisión a los cinco anarquistas detenidos este miércoles, miembros del Colectivo Bandera Negra, por pertenencia a grupo terrorista, depósito de sustancias explosivas y municiones (halladas en un domicilio de Barcelona), enaltecimiento del terrorismo (por justificar las acciones de ETA y los GRAPO) y captación y adoctrinamiento.

 

En el auto de prisión, el juez les acusa de fijar como objetivos y amenazarlos en Facebook, fundamentalmente, a la Corona, representantes políticos, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y entidades financieras. El juez añade que, para llevar a cabo sus fines, utilizaban artefactos explosivos o incendiarios y que son autores de varias acciones en Barcelona, así como del ataque a vehículos policiales en la huelga general del 14-N

 

A dos de ellos también se les acusa de un delito contra la salud pública, ya que les fueron intervenidos cinco kilos de MDMA (éxtasis).